Alemania

 

Elena, 68 años.

Resultados tras 53 y 269 días.

 

"Ha mejorado tanto el óvalo facial como el color de la piel, los ojos se han abierto y están ahora mucho más claros, y la hinchazón de mi cara ha desaparecido."

Larisa, 48 años.

Resultados tras 26 y 55 días.

 

"He tenido asimetría facial y fuertes calambres en los músculos de la masticación, y, desde la infancia, la boca torcida, defecto éste que se acentuaba al hablar. Ahora tanto los espasmos como el engrosamiento muscular en la línea de la mandíbula han desaparecido y mi cara vuelve a ser ovalada cuando antes presentaba un dibujo más cuadrado. Las articulaciones temporomandibulares ya no „crujen“ y apenas me duelen. El doble mentón incipiente casi se ha ido. La asimetría del rostro es menos evidente. La piel se ha vuelto más clara y ya no tiene tantas manchas. Los labios igualmente han cambiado: su línea se ha vuelto más recta, más horizontal, y el contorno, más parejo, especialmente el contorno del labio superior. Los párpados superiores se han levantado y los ojos parecen, en general, „más abiertos“. También las cejas se ven ahora más simétricas. La frente se muestra más ancha. Y mi peso se mantuvo igual. Estoy muy satisfecha y voy a seguir practicando los ejercicios.“

Valeska, 43 años.

Resultados tras 30 días.

 

"La hinchazón de la cara ha desaparecido casi del todo. Los plieques nasolabiales se han alisado y la comisura de los labios se ha suavizado; las cejas y los párpados superiores se han levantado y los ojos parecen más abiertos. En general, ha mejorado el contorno de la cara y la línea de la mandíbula inferior."

Yunna, 34 años.

Resultados tras 4 días.

 

Yunna comenzó a trabajar con Patakara en verano. Tenia una fuerte alergia al polen y aunque transcurrido el primer mes podían notarse ya algunos cambios, Yunna no estaba satisfecha y se sentía decepcionada. Analizamos su estado a partir de algunas fotografías y en nuestro primer encuentro por Skype: nos convencimos, entonces, de que su problema se encontraba en los espasmos (hipertonía) de los músculos del cuello: se observa claramente en el cuello acortado y el doble mentón. Siendo así, le enseñamos a Yunna una serie de eficaces ejercicios para recuperar el tono de los músculos del cuello y en 5 días (junto con Patakara, claro) logró estos maravillosos resultados.

No sólo ha empezado a cambiar, sino ¡cómo! Se puede observar claramente cómo disminuyó el edema de las mejillas, mejoró el óvalo de la cara y se redujo el mentón doble, cómo han desaparecido las arrugas del cuello, se ha recuperado el contorno de los labios (ligera asimetría anterior) y se han alisado los pliegues nasolabiales, cómo se han deshinchado los ojos y cómo se han „abierto“. Prestad atención a cómo se ha alargado y adelgazado el cuello. ¡En 4 días!

Cada persona es única y siempre debemos tener en cuenta no sólo su fisiología sino también su estado inicial. Enfoque puntual y consulta individual es lo que da los mejores resultados.

La historia de Yunna es un excelente ejemplo de los rápidos y significativos efectos que Patakara proporciona en combinación con otros ejercicios que favorezcan también el flujo linfático. Es la razón de que en @patakara.eu demos tanta importancia al sistema linfático y mostremos y expliquemos determinadas técnicas.

Patakara funciona al 100% pero si el cuello está bloqueado y el flujo linfático obstruido, la evolución será más lenta. Más lenta aún en aquellos que sufran de alergias y cuyo cuerpo tienda, por ello, a acumular líquido en la cara.

Elena, 47 años.

Resultados tras 92 días.

 

"La cabeza está más despejada, los ojos comienzan a brillar, la cara ya no está hinchada y desaparecen las bolsas bajo los ojos; la piel se vuelve más fresca, suave; los ojos “se abren”; la caída de los párpados inferiores se corrige; la línea del cabello también cambia (había cierta asimetría en esta parte) y ahora mi frente es más ancha y equilibrada; las arrugas desaparecen gradualmente; cambia la forma de los labios; se dibuja de nuevo el óvalo facial y la cara recupera su juventud…”

España

 

Elena, 53 años.

Resultados tras 90 y 116 días.

 

"Debido a una enfermedad, el drenaje linfático no funcionaba correctamente y hacía que mi rostro y mi cuerpo se fueran hinchando: en mi cara, por ejemplo, comenzaron a formarse grandes bolsas bajo los ojos y a la altura de los pómulos. Tras restablecerme, la piel de mi cara y de mi cuello (carente de la sangre y la nutrición adecuadas durante más de dos años), colgaba mucho: arrugas, pliegues, mejillas „de bulldog“, papada, párpados caídos, tejidos flácidos, manchas oscuras en la piel… En dos meses, gracias al maravilloso entrenador Patakara, la piel de la parte inferior de mi rostro y el cuello se estiró, se perfilaron las líneas del contorno de mi cara y de mis labios, se estiraron los párpados, casi desaparecieron las manchas y las bolsas de las mejillas… La piel se volvió más elástica. El color de mis ojos cambió, se hizo más intenso y brillante. Estoy segura de que los resultados de Patakara en mí aún pueden mejorar más. Patakara ha sido para mí, sin lugar a dudas, un verdadero y feliz descubrimiento y la solución a mis serios problemas estéticos."

Lucila, 44 años.

Resultados tras 20 días.

 

Lucila se animó a mirar una foto de su perfil y enseguida contactó con nosotros, nos solicitó una valoración de su caso y, tras la consulta, se decidió a comprar su Patakara. Ya en 20 días (en realidad, en sólo 18 de práctica) obtuvo buenos resultados y tomó el mejor camino para solucionar lo que más le molestaba: la pérdida de una línea de la mandíbula clara y el pequeño acumulamiento de líquido y grasa bajo su barbilla (y que algunos llaman doble mentón).

Israel

 

Elena, 36 años.

Resultados tras 157 y 210 días.

 

"Estoy muy feliz y agradecida a Patakara.eu por ayudarme a recuperar mi rostro: el edema general ha disminuido, la asimetría se ha corregido, las incipientes "mejillas de bulldog" han desaparecido, la prominencia del mentón y la mandíbula se ha reducido... y he recuperado el dibujo ovalado de mi cara. Mi piel se ha vuelto más clara y elástica, mi ojos se han iluminado, la constante congestión nasal ha menguado considerablemente y han dejado de molestarme los dolores de cabeza y cuello. Y este último se ve mucho mejor. No voy a dejar nunca de practicar con mi Patakara. Para mí ya es tan cotidiano como limpiarme los dientes."

Faina, 67 años.

Resultados tras 76 días.

 

Doña Faina tiene 67 años y empezó a trabajar con su Patakara a finales de mayo. Cada mañana, mientras practica su gimnasia corporal, mantiene su Patakara en la boca. Nada más. No realiza el entrenamiento completo y sus posturas, sólamente mantiene durante unos 45 min su Patakara en la boca. Estos son sus resultados tras unos dos meses y medio. Sorprendete ¿verdad?

Tanja, 33 años.

Resultados tras 93 y 152 días.

 

"¡Jolín, Magia! :)) ¡Gracias! Me parece que nunca me he fotografiado tan a menudo como lo hago ahora. Es muy interesante observar los cambios que se producen a diario."

Turquía

 

Anna, 40 años.

Resultados tras 37 y 101 días.

 

"Después de estudiar y practicar largo tiempo facefitness, descubrí accidentalmente Patakara y me convertí en una fanática absoluta. El uso y el trabajo con el dispositivo es claro y sencillo: suave estiramiento de nuestros músculos cansados y espasmados. ¡Todo lo realmente ingenioso es simple! Y los resultados son tan alentadores que inspiran a seguir trabajando."

Éxitos de los usuarios

de Patakara en Europa

<

Éxios de los usuarios

Ciencia y Patakara

WhatsApp

© 2020 Patakara.eu. Todos los derechos reservados.