Patakara es un invento del siglo XXI desarrollado en Japón con fines médicos. Inicialmente diseñado para personas que padecieran de apoplejía y de trastorno de la estructura maxilofacial, que hubieran sufrido un accidente cerebrovascular y se enfrentaran a problemas de asimetría facial, tras diez años de práctica e investigación, Patakara reveló un inespereado efecto secundario: un potencial increíble para el rejuvenecimiento facial.

 

Patakara es un innovador conjunto de accesorios especialmente desarrollados que sirve para entrenar los músculos faciales. Como toda idea genial, el principio que hace funcionar el dispositivo es simple: el cuidadoso estiramiento de los músculos de la cara y el cuello produce el alineamiento de sus fibras y les devuelve su vigor natural. Gracias a la tonificación de los músculos y al estiramiento cutáneo resultante, las forma, expresión y apariencia del rostro mejoran notablemente.

 

Patakara es una herramienta de uso universal que prolonga la juventud y corrige los problemas cosméticos que ya se hubieran manifestado. Utilizando Patakara para entrenar los músculos faciales, se puede lograr un efecto rejuvenecedor y estético, mejorando la condición y estado de la piel, y logrando lo que resulta complicado a la biorevitalización, la cirugía de contorno y  otros procedimientos plásticos.

 

¡Regálese 15 minutos al día y devuelva salud y belleza a su rostro!

Qué es Patakara

Dependiendo de la edad y las características fisiológicas, el método y los ejercicios Patakara para tonificar la musculatura de la cara y el cuello ofrecen los siguientes efectos cosméticos:

 

  • Eliminación de hinchazones y turgencias.
  • Reducción o eliminación completa de las arrugas faciales.
  • Minimización de arrugas en la frente, puente nasal…
  • Elevación de las cejas.
  • Efecto “agrandamiento” de los ojos al reducir la hinchazón de los párpados.
  • Reducción de las bolsas superior e inferior de los ojos.
  • Reducción o eliminación de las “patas de gallo”.
  • Elevación y remarcación de los pómulos.
  • Eliminación completa o reducción significativa de los pliegues nasolabiales (pliegues a ambos lados de la boca).
  • Reducción o eliminación de las arrugas sobre el labio superior.
  • Elevación de las comisuras de la boca.
  • Aumento de los labios y mejora de su color.
  • Estiramiento del óvalo del rostro.
  • Reducción o eliminación del doble mentón.
  • Corrección de la forma de la cara.
  • Mejora de la simetría facial: nivel de cejas, ojos, labios, mandíbula…
  • Alargamiento del cuello, mejora de su forma y de la calidad de su piel, reducción de la profundidad de las arrugas transversales.
  • Recuperación de la textura de la piel, de su elasticidad, suavidad y color.
  • Mejora de la circulación sanguínea
  • Normalización del flujo venoso y linfático.
  • Recuperación de la elasticidad de los músculos.
  • Recuperación de las funciones motrices de la musculatura facial.
  • Reducción o eliminación completa de problemas de asimetría facial.

 

Pero estas no son todas las maravillas que este simple dispositivo es capaz de hacer. Aunque no fuera diseñado originalmente con tal propósito, el uso de Patakara tiene un efecto beneficioso en todo el organismo. Sus ejercicios ayudan a aliviar el curso de los estados de enfermedad mediante la normalización de la circulación sanguínea, el enriquecimiento del cuerpo con oxígeno y el trabajo con la musculatura de la cara y el cuello.

 

 

Como resultado, los siguientes indicadores también mejoran:

 

  • La dicción.
  • La memoria y la concentración.
  • El equilibrio mental.
  • El sueño.
  • El estado general del sistema respiratorio.
  • El trabajo de la articulación temporomandibular.
  • La movilidad de la cara en los ancianos.
  • El estado postraumático de los músculos faciales.
  • El efecto de las prótesis artificiales mejorando su estabilidad.

 

 

Como resultado, se reducen o eliminan los siguientes indicadores:

 

  • La respiración por la boca.
  • La sequedad de la boca.
  • El dolor de garganta y la halitosis.
  • Los síntomas de enfermedad periodontal y la hemorragia gingival.
  • Las rinitis crónicas.
  • Los ronquidos y la depresión respiratoria nocturna (eliminación de la apnea del sueño).
  • Los trastornos de la articulación temporomandibular (crujido, dolor al abrir la boca…).
  • La rigidez de los músculos de la nuca.
  • Los dolores de cabeza periódicos.
  • Las problemas derivados de la parálisis de Bell, apoplejía, neuritis facial.
  • Los trastornos del habla (disartria).

 

 

Por lo que ya se sabe hasta hoy, Patakara mejora el estado de las personas que sufren de:

 

  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes mellitus.
  • Asma bronquial.
  • Dermatitis atópica y eccemas.
  • Acné y otras enfermedades de la piel.
  • Estreñimiento.
  • Síntomas de la menopausia.
  • Enuresis (incontinencia urinaria).

 

 

Y es de gran ayuda con enfermedades tan graves como:

 

  • Autismo.
  • Alzheimer.
  • Demencia senil.
  • Síndrome de Down.

En la juventud, la piel sana se ve fresca y tensa porque en esos años los músculos de la cara actúan uniformemente, como debe ser por naturaleza. Con la edad, dependiendo del uso y de las expresiones y estructura faciales, parte de los músculos se debilitan. Otros músculos implicados en las mismas acciones se ven forzados entonces a realizar el trabajo de dos; al estar en tensión constante, en hipertonía, se deforman y acortan. Ante esta situación (una parte de la musculatura contraída y la otra, por hipotonía, estirada), la piel termina colgando. Como consecuencia, los rasgos faciales comienzan a desdibujarse gradualmente: escamas, mentón doble, párpados caídos y caída de las comisuras de la boca, arrugas, pliegues… y demás problemas estéticos relacionados con la edad. Con el tiempo, el metabolismo disminuye, aparecen desarreglos hormonales y las enfermedades y estados de ánimo de toda una vida van dejando su huella. La cara comienza a envejecer rápidamente…

 

El dispositivo Patakara está basado en los principios del yoga. Aunque no está tan centrado en la tensión, que es igualmente importante para mantener el tono muscular, y sí más en el estiramiento mismo. Al hacer uso de Patakara se trabaja sobre toda la musculatura facial, que está unida directa o indirectamente a un marco robusto, el músculo orbicular de la boca. Y la piel siempre sigue a los músculos de la mímica, los músculos de la cara, con los que está firmemente conectada.

 

Si se estira toda la musculatura facial al mismo tiempo y con la misma carga, se obtiene un efecto doble: los músculos que están debilitados, deprimidos, se despiertan, y los que están innecesariamente tensos se relajan. Así se elimina la hipertonía o la hipotonía de los músculos de la cara y se les devuelve su estado natural. Gracias a esta activación del tono, se restaura la situación primaria de la musculatura del rostro y se suaviza la piel. Esto explica el rápido efecto del entrenamiento con Patakara.

 

El dispositivo Patakara trabaja con los músculos faciales más eficazmente que otros tipos de gimnasia facial porque ayuda a la musculatura a aceptar su posición, lo que con otras terapias, como el facebuilding, es difícil o imposible de lograr. Los resultados aparecen de abajo hacia arriba: la cara y la barbilla, la nariz, los pómulos, los párpados, la frente… Cuando se estira el óvalo y la parte superior de la cara, los pliegues nasolabiales también se estiran. Además, el trabajo con Patakara estimula la circulación sanguínea y con ello mejora sensiblemente la condición de la piel y el color de la cara.

 

Dado que es más rápido y fácil prevenir que corregir los defectos que hayan ya aparecido, se recomienda iniciar el entrenamiento con Patakara tan pronto como sea posible. Aunque los primeros resultados pueden empezar a percibirse después de las primeras tres semanas de ejercicios, los resultados más claros se logran tras dos o tres meses de trabajo diario. Apenas se necesitan 15 minutos al día para realizar el entrenamiento, aunque los primeros meses se ha de ejecutar de manera regular y discipliniada: 4-5 veces diarias durante unos 3 minutos.

 

Los estudios realizados con Patakara han venido a mostrar cuál es el efecto que la repitición del entrenamiento tiene sobre los resultados:

 

1 vez al día: 20% de eficacia.

2 veces al día: 35% de eficacia.

3 veces al día: 75% de eficacia.

4 veces al día: 95% de eficacia.

 

 

¡Pruebe Patakara y descubra sus rápidos resultados estéticos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yoga facial

Qué pasa al usar Patakara

A qué ayuda Patakara

<

En el mundo

Conócete a ti mismo

Lo importante

 

 

QUÉ

 

 

QUIÉN

 

 

CÓMO

© 2018 Patakara.eu. All rights reserved.

ÚNASE A NOSOTROS

PATAKARA.EU EN OTROS IDIOMAS